Fortalecimiento al Programa Soy Líder de Bancompartir

25 de Marzo de 2020
Soy Líder Bancompartir

La inclusión financiera, entendiéndose como la posibilidad de que personas naturales y/o jurídicas puedan acceder a productos financieros acordes a sus necesidades[1], se considera una herramienta fundamental para la generación de capital que redunde en la mejora del bienestar de los habitantes de una región o país; es por ello por lo que el Gobierno colombiano, de la mano de las diferentes instituciones financieras (IF), ha realizado un arduo trabajo con el fin de lograr los objetivos de país en esta materia. En los últimos diez años Colombia logró pasar de un 57% a un 82% de adultos con al menos un producto financiero, sin embargo, aún quedan grandes retos sobre todo a nivel rural, ya que mientras en las zonas urbanas un 90% de la población adulta está incluida financieramente, en las zonas rurales cercanas esta cifra solo llega al 66,1%, mientras que en la ruralidad dispersa es del 55,3%, según datos de junio de 2019[2].  En el marco de la ejecución de la Iniciativa de Finanzas Rurales (IFR), con corte a diciembre de 2019 se ha logrado la inclusión de 751.260 adultos en 197 municipios del país, lo que equivale al 2,59% del total de personas con algún producto financiero a 2019[3].

Teniendo en cuenta los avances alcanzados en la materia, pero también los desafíos existentes para alcanzar un 100% de inclusión financiera tanto urbana como rural en el país, se han identificado como brechas más transcendentales al momento de acceder a un servicio financiero (SF), las siguientes: falta de conocimientos en educación económica y financiera (EEF); desconocimiento del portafolio de servicios de las IF; y  aunque se ha avanzado en el tema de cobertura por parte de las IF, este aún se considera una barrera de acceso.

Con el fin de sobrepasar estas barreras y como parte de su componente social, Bancompartir creó el programa Soy Líder, a través del cual se le brinda la oportunidad a clientes que lleven más de seis meses con un producto del banco y que además se caractericen por su liderazgo dentro de su comunidad, a promover los servicios de la entidad financiera y derivar clientes potenciales para acceder a los productos de ahorro y crédito que ofrece el Banco.  A cambio, por cada referencia efectiva, los participantes pueden obtener una compensación económica, además de educación financiera, orientación básica de los productos de Bancompartir, publicidad en su unidad productiva y jornadas de promoción con la comunidad donde se les ofrece a niños o adultos tardes recreativas.

En 2015 Bancompartir inició un convenio de cooperación con la Iniciativa de Finanzas Rurales de USAID, en cuyo marco se planteó la realización de un piloto de transformación del Programa Soy Líder de modo tal que pudieran vincularse líderes sociales y comunitarios sin relación previa con el Banco. El piloto se llevó a cabo en tres corredores IFR: Montes de María, Sur de Córdoba y Tumaco, territorios en los cuales IFR postuló a líderes de la comunidad que cumplían con un perfil específico, ser madre cabeza de hogar, víctima del conflicto armado, o personas que hubieran participado previamente en proyectos financiados por USAID. A diferencia de la metodología creada por el banco, a los líderes postulados por la IFR no se les exigía ser clientes antiguos del Banco, solo debían tener una unidad productiva a puertas abiertas o al interior de sus casas (venta por catálogo, confección sobre pedido). A cada uno de estos líderes, en su mayoría mujeres, se les aperturó una cuenta de ahorros, se les revisó su historial crediticio en las centrales de riesgo para cumplir con los requisitos del Banco, y en el caso de las víctimas del conflicto armado se les pidió el certificado correspondiente entregado por la Unidad de Víctimas, adjuntando además fotocopia de la cédula y Rut.

Este piloto se ejecutó entre octubre de 2017 y diciembre de 2018, logrando vincular a 15 líderes sociales, 13 mujeres y 2 hombres, en 13 municipios de los tres corredores mencionados anteriormente. Gracias a este ejercicio se logró una colocación de créditos superior a los 800 millones de pesos en estas zonas del país, muchos de los cuales representaron el primer acceso a un servicio financiero por parte de muchos habitantes de zonas rurales de Colombia.  Posteriormente se llevaron a cabo acciones parciales de extensión de la metodología en el sur del Tolima, el Urabá antioqueño y el Meta, este último en articulación con la oficina de ONU Mujeres en este departamento.

Después de evaluar los avances, retos y oportunidades de mejora en el piloto, y con la intención de convertirlo en una estrategia transversal al interior del Banco tanto para profundizar en los territorios en los que ya hacía presencia, como en aquellos en los cuales fuera a iniciar operaciones, durante 2019 IFR llevó a cabo un proceso de asistencia técnica al Banco, enfocado en la generación de un modelo único de funcionamiento del Programa Soy Líder.

El objetivo de este ejercicio, que integraba oficinas, corresponsales bancarios y líderes referenciadores, era estructurar la propuesta comercial para el desarrollo de un servicio financiero encaminado a la promoción e incremento del uso de los diferentes canales de Bancompartir de modo que la entidad aumentara su capilaridad en algunos municipios rurales con el fin de mejorar el indicador de inclusión financiera a la vez que quienes se vincularan como líderes, lideresas o responsables de Corresponsales Bancarios (CB) se empoderaran e incrementaran sus capacidades a nivel social y económico.

Para la construcción de este modelo, IFR apoyó a Bancompartir en la puesta en marcha y fortalecimiento de la estrategia en las oficinas de Montería (Córdoba) y Cartagena (Bolívar) mediante la ejecución de un piloto en el cual el programa Soy líder era mucho más agresivo e incluyente y donde se pretendía abrir un CB en cada municipio atendido desde estas oficinas; este proceso contó con tres fases a saber: diagnóstico a partir del cual se dieron unas recomendaciones en el tema metodológico, Implementación del piloto y encuesta de cierre.  

En diciembre de 2019 IFR entregó a Bancompartir un modelo metodológico y comercial para la promoción y el incremento del uso de los canales del banco de modo tal que las oficinas puedan cumplir con su meta comercial, al tiempo que se construye tejido social y se profundiza su cobertura en zonas rurales. Adicionalmente se sugirieron ajustes al Manual Único de Gestión Comercial (MUGC) a fin de facilitar y fomentar el rol social y comercial de los líderes y los CB, así como su relación con las oficinas del Banco.  

 

[1] https://www.bancomundial.org/es/topic/financialinclusion/overview

[2] https://www.larepublica.co/analisis/santiago-castro-513871/retos-en-inclusion-financiera-2921103

[3] https://bancadelasoportunidades.gov.co/

Soy Líder Bancompartir

La inclusión financiera, entendiéndose como la posibilidad de que personas naturales y/o jurídicas puedan acceder a productos financieros acordes a sus necesidades[1], se considera una...

Proyecto conjunto entre la Iniciativa de Finanzas Rurales de USAID y la Asociación de Cabildos Indígenas del Proyecto Nasa, logra el fortalecimiento técnico de los fondos rotatorios de Toribío, San Francisco y Tacueyó en el norte del Cauca

 

 

 

 

Luego de más de tres años de trabajo articulado entre las autoridades indígenas de los cabildos de Toribío, Tacueyó y San Francisco pertenecientes a la comunidad Nasa del norte del Cauca, y la Iniciativa de Finanzas Rurales de USAID...

Cadenas de valor

 

 

El resultado de la intervención a la cadena no sólo es la suma individual de los actores que la conforman, sino también la posibilidad de capitalizar la relación que se da entre ellos.

 

¿Qué es una Cadena de Valor?...

Oficina Móvil

 

 

En el año 2017 la Iniciativa de Finanzas Rurales (IFR) abrió una convocatoria para buscar y apoyar propuestas de diseño, desarrollo, prueba y masificación de iniciativas innovadoras que permitieran ampliar el acceso a los servicios financieros...

Volver arriba