Una líder maravillosa en Tumaco
Una líder maravillosa en Tumaco13

La costa pacífica colombiana es una región exuberante; una selva inundada por incontables ríos que recorren este territorio repleto de diversidad y belleza antes de encontrarse con el mar.  Allí, justo en la frontera con Ecuador, se encuentra Tumaco, el segundo puerto más importante sobre el Océano Pacífico en Colombia y, con cerca de 200.00 habitantes, la segunda ciudad más importante del departamento de Nariño.  Precisamente por su ubicación estratégica Tumaco se ha visto envuelto en complejas dinámicas de violencia e ilegalidad de las que ha buscado desprenderse. 

Aunque una de las principales actividades económicas de Tumaco es la pesca artesanal, en los últimos años se ha incrementado la explotación agrícola a partir de la tecnificación de cultivos presentes en la región como el cacao y otros cultivos de pancoger que proveen alimentación a muchas familias campesinas como la de Aura Rodríguez.

Aura vive con sus dos hijos en San Luis Robles, uno de los corregimientos de Tumaco.  Gran parte de su tiempo lo invierte en su finca, trabajando en los cultivos de cacao, plátano y yuca y en el cuidado de sus hijos.  Esta madre cabeza de familia se formó hace algunos años como Tecnóloga en Producción Agropecuaria Ecológica y así logró fortalecer sus conocimientos y habilidades para aumentar y mejorar la producción de sus cultivos.  

Pero esta mujer de 35 años tiene también un título como Técnica en Trabajo Social. “Estudié en el Politécnico e iba todos los sábados a estudiar a Tumaco.  Fue duro pero igual lo logré, y yo me siento muy contenta porque esa es la profesión que a mí me gusta. Hasta ahorita fue un técnico, pero yo le pido mucho a Dios que me dé la oportunidad de tener cómo seguir la profesional.  Me gustaría ser profesional en Trabajo Social porque me gusta mucho interactuar con las personas.  Eso a mí me satisface. Cuando yo miro una persona que necesita algo yo quisiera tener para darle y ayudarle”, dice Aura con una sonrisa cargada de entusiasmo.

El arrojo de Aura, su pasión por el aprendizaje permanente y su vocación por trabajar con la gente se han convertido en el motor que la impulsa constantemente a aceptar retos que le aporten a su crecimiento personal y al desarrollo de su comunidad.  Fue así que, mientras participaba  en un proceso de fortalecimiento para más de 100 mujeres en el marco del programa ‘No es hora de callar', Aura conoció a Bancompartir y aceptó el reto de unirse a su programa ‘Soy Líder’.  

Comenzó apenas en noviembre pasado y a la fecha ya ha referido cerca de 15 clientes nuevos para Bancompartir.  En su agenda mantiene anotados los nombres de sus referidos para su registro personal. “Unos tienen venta de cerveza, otros tienen tiendas, otros lo han hecho para mejorar en la parte agrícola.  Son fincas que están en producción y a veces no tienen recursos para mejorar y a través de Bancompartir pueden acceder a estos recursos”, comenta Aura.   Ella orienta a las personas de su comunidad con respecto a los productos y servicios financieros a los que pueden acceder y encuentra en esta labor la posibilidad de ayudar a aquellos que necesitan financiamiento para sus proyectos y que no siempre saben cómo obtenerlo. 

Aura se levanta cada día con el aire fresco de las mañanas tumaqueñas y con la motivación de ofrecerles a sus hijos mejores oportunidades, siendo siempre un ejemplo de lucha y perseverancia para ellos.  El ser parte del programa ‘Soy Líder’ le ha permitido a Aura crear una nueva fuente de ingresos para su familia y a la vez cultivar relaciones de amistad con funcionarios de Bancompartir y, sobre todo, con personas de su comunidad con quienes antes no había interactuado y a quienes ahora puede apoyar con su trabajo.

Volver arriba

Las organizacones que agrupan a los productores del sector agropecuario, nacen en muchas ocasiones movidas por intereses en posibilidades brindadas por terceros, como acceder a un subsidio, a ayudas en equipos o especie, o por la conveniencia de algunos pocos, de...

Juan Carlos Arboleda Jaramillo es un antioqueño “de pura cepa”, nacido en Medellín el 5 de enero de 1976,  esposo de María Alejandra y padre de Manuela, Isabella y Valeria , es un hombre con formación técnica en electricidad, redes y microelectrónica, con experiencia como...